Saltear al contenido principal
Menú
Tel: 977 887 035 admin@coop-barbera.com

La Bodega Modernista

Nuestra bodega modernista fue declarada bien cultural de interés nacional, en la categoría de monumento histórico, en la resolución CLT / 2503/2002, de 14 de agosto de 2002.

La Bodega Cooperativa de Barberà de la Conca está situado a mediodía de esta población y a pie de carretera. Fue construido entre 1920 y 1921 por el arquitecto César Martinell y Brunet (con la excepción del depósito de agua, que fue construido en 1929), por encargo de la sección de viticultura del Sindicato Agrícola de Barberà, con el ayuda económica del Banco de Valls.

El proyecto de esta bodega incorpora las cuatro novedades técnicas (constructivas y de tecnología de producción vitivinícola) que se convirtieron en invariantes propias de la obra de César Martinell en casi todos sus bodegas. Estas constantes se concretan en: la construcción de la estructura de las naves basada en los arcos parabólicos de ladrillo, la situación de las ventanas para la ventilación de las naves, los depósitos subterráneos cilíndricos y separados por cámaras aislantes ventiladas, y la composición y texturas de las fachadas.

En cuanto a la tipología, el proceso de producción del vino se organiza en tres áreas: el muelle de descarga, la nave de elaboración y las naves de tinas o lagares, tipología que, con las variantes de organización longitudinal o transversal y adaptación y la topografía del terreno, se va repitiendo en todas las demás bodegas.

El edificio consta de dos naves rectangulares de dimensiones desiguales y dispuestas paralelamente, con cubiertas diferentes de teja sobre cerchas de madera e interior resuelto en los laterales con arcos parabólicos aligerados de ladrillo a sardinel. La nave más pequeña aloja el muelle de descarga y el área de elaboración. Encima está la casa del conserje y adosada a la parte norte se encuentra la torre del depósito de agua.

El cuerpo principal tiene una planta basilical y contiene los cupos de superficie. Los pilares interiores se ramifican longitudinalmente y forman arcos parabólicos. Por encima de estos arcos se levantan sendos muros donde descansan las cerchas de madera. A un nivel inferior se encuentran los depósitos subterráneos.

La fachada principal destaca por su composición ordenada en tres niveles según las texturas y materiales utilizados: un primer nivel o zócalo de piedra en el que se integran las ventanas bajas de ventilación y las tres puertas de acceso con arcos parabólicos; un segundo nivel de paramento liso donde se encuentran las ventanas superiores; y un tercer nivel de coronamiento del edificio.

Es especialmente notable la torre del depósito de agua con una estructura y formalización similar al campanario barroco de la población, que convierte este edificio industrial en una construcción con entidad arquitectónica que enlaza con el paisaje y la topografía naturales y con los antecedentes culturales de Barberà de la Conca.

En la Bodega Cooperativa de Barberà de la Conca y en las construcciones agrarias de este periodo destaca, además de los valores arquitectónicos, el hecho de que representan la manifestación arquitectónica visible de lo que fue el cooperativismo agrario en Cataluña desde finales del siglo XIX, un movimiento que se extendió por la Conca de Barberà, Priorat, Alt Camp, Baix Camp y la Segarra, y que socialmente quedó interrumpido por la Guerra Civil, dejando, sin embargo, una notable implantación cultural y arquitectónica .

Volver arriba